Páginas vistas en total

miércoles, 16 de febrero de 2011

Iconia Tab A100 y A500: Acer también tiene tablets con Android


Con menor impacto mediático que otros tablets, los modelos Iconia de Acer están presentes en Barcelona. Y si los miramos detenidamente, merece la pena detenerse a analizar su propuesta aunque sea por su apariencia, ya que los hemos tocado en la feria y de momento son más promesa que realidad, pues funcionan con Android 2.2. y todo son datos para el futuro, nada presente. Pero bueno, así parece que son todos los tablets con Android.

El Acer Iconia A100 es por ejemplo un modelo con pantalla de 7 pulgadas (1024×600 píxeles) que llegará al mercado directamente con Android 3.0. En su interior albergará el doble núcleo Tegra 2 de Nvidia.

En el apartado de conectividad, el tablet Iconia A100 tiene WiFi, 3G (opcional), Bluetooth 2.1, salida HDMI, y en la parte fotográfica cuenta con cámara trasera de 5 megapíxeles y frontal de 2 millones de píxeles.

Del resto de sus especificaciones debemos hablar de la ranura para tarjetas microSD y su grosor de 13.1 mm. La batería de 1530 mAh promete una autonomía de solo cinco horas en modo de reproducción de vídeo. No hay fecha oficial ni aproximada de salida al mercado En cuanto al Acer Iconia A500, es el mismo modelo que el de 7 pulgadas pero con mejoras como la carcasa en aluminio (muy buena pinta) y que su pantalla sube hasta las 10.1 pulgadas. En su caso estará disponible en abril y afirman que llegará con Android 3.0.

Fuente: Xataka

Ataque a la libertad de expresión en la red

Ni tres días después de que Alex de la Iglesia reconociera en la gala de los Premios Goya que internet es la salvación del cine y que no resulta conveniente atacar a sus moradores, a fin de cuentas, los mismos consumidores que luego llenan las salas, los dos grandes partidos políticos españoles, con la colaboración de CiU, han dado luz verde en el Congreso a la Ley Sinde tras pasar con éxito el rebote al Senado, y pese a la clamorosa oposición de los internautas. El nuevo texto, aprobado con los votos a favor de PSOE, PP y CiU y la oposición de PNV, ERC, ICV-IU, BNG, UPyD y CC, incorpora varias modificaciones para satisfacer a sus ahora convertidos valedores. Lo más reseñable es la necesidad de que un juez apruebe la petición de los datos de los supuestos infractores de los derechos de autor a sus proveedores de servicios (las empresas de hosting). Además, se establece un plazo de 48 horas para que los proveedores retiren los archivos "nocivos" o presenten alegaciones, periodo tras el cual pasarán un periodo de observación de ocho días; pasado este plazo, se presentará un informe que después será valorado por una comisión para su exposición al juez correspondiente. Lo parte más importante de esta ley que no es tal (porque en realidad se trata de un conjunto de cambios sobre leyes ya existentes) es que obligará a la justicia a tomar la decisión sobre el cierre de páginas webs en un plazo máximo de cuatro días (dos para convocar a los afectados y otros dos para dirimir el caso), basándose en las exposiciones de una comisión nombrada por el Ministro de Cultura. El texto prevé la desconexión de sitios en caso de que el prestador de servicios "actúe con ánimo de lucro o haya causado o sea susceptible de causar un daño patrimonial". Con esta medida ambigüedad, el Ministerio de Cultura intenta saltarse las trabas que las organizaciones de derechos de autor han encontrado en su lucha contra la descarga de archivos; dado que no es ilegal compartir contenidos protegidos sin ánimo de lucro, ahora basta con que dichos links sean "susceptibles de causar un daño patrimonial". Las reacciones a la Ley Sinde ya son visibles. La Asociación de Internautas ha anunciado que recurrirá el texto por inconstitucional, mientras que a pie de calle (¿línea?) se está engendrando un movimiento de repulsa y castigo electoral contra los principales partidos políticos. La ley ha sido aprobada, pero Sinde todavía no puede cantar victoria.

Fuente: Engadget

Los rumores hablan ahora de un iPhone de 4 pulgadas


¿Necesita el iPhone una pantalla más grande? Cualquier mejora es siempre una buena noticia, aunque yo siempre he considerado la pantalla de 3,5 pulgadas una medida perfecta para un dispositivo portable, pequeño y que requiere la pantalla como método de entrada.

Pero si todos los rumores van bien encaminados, parece que este año diremos adiós a dicha medida en la gama iPhone. Y es que si no teníamos suficiente con los rumores del iPhone de tamaño reducido, parece que Apple quiere aumentar también el iPhone normal hasta las 4 pulgadas.

Entendemos que además de acercar más el equipo a todos sus competidores, Apple pretende reforzar (si es que es verdad) el reducido tamaño de ese supuesto nuevo modelo que tal vez tendría una pantalla de unas 3 pulgadas o ligeramente superior.

En cualquier caso nadie habla nunca de las resoluciones, aunque entendemos que Apple intentará mantener la actual resolución del iPhone 4 en cualquiera de los dos modelos por no segmentar, aún más, la gama.

Vía | MacRumors

Fuente: Applesfera