Páginas vistas en total

martes, 11 de septiembre de 2012

Google Nexus 7 y Amazon Kindle Fire HD: ¿Cuál es mejor? ¿Cuál compro? Pros y contras


Dicen que las comparaciones son odiosas, pero con la reciente salida de los Amazon Kindle Fire HD es inevitable comparar la Nexus 7 a estos. Y es que las similitudes son muchas, empezando por el tamaño y acabando por el precio. Sin embargo, el interior de ambas tablets es muy diferente, a pesar de que ambas incorporan Android en su interior. Una está orientada a los servicios Amazon y otra a Google Play pero, ¿cual merece más la pena?

Hardware

En este apartado creo que no hay color. Tenemos una Nexus 7 equipada con un procesador Nvidia Tegra 3 a 1.5 GHz de cuatro núcleos, 1 GB de RAM, pantalla IPS de 7 pulgadas con resolución de 1280 x 800 y cámara frontal en HD. Por otra parte nos encontramos la Amazon Kindle Fire HD de 7″ con un procesador OMAP 4460 de dos núcleos a 1.2 GHz, 1 GB de RAM, pantalla IPS de 7 pulgadas con resolución de 1280 x 800 y cámara frontal en HD. En realidad, el hardware principal es muy similar, exceptuando el procesador de 4 núcleos que puede marcar grandes diferencias en lo que a rendimiento se refiere.

Si nos centramos más en los detalles, la Nexus 7 incorpora la tecnología NFC, algo que no nos ofrece la Kindle Fire HD. Por su parte, la Kindle Fire HD nos ofrece un nuevo sistema Wi-Fi denominado MiMo que mejora la velocidad al estar basado en dos antenas.

Sin embargo, el punto que más puede marcar las diferencias entre ambas tablets junto con el procesador es el almacenamiento interno. La Nexus 7 se oferta en versiones de 8 y 16 GB mientras que la Kindle Fire HD en 16 y 32 GB. Todo ello a unos precios similares.

¿Cuál gana en el apartado de hardware?

Ventajas de la Nexus 7

  • NFC: La tecnología NFC de la Nexus 7 es un punto muy a favor teniendo en cuenta el auge de esta tecnología.
  • Potencia: El procesador Nvidia Tegra 3 es mucho más potente que el OMAP 4460 de la Kindle Fire HD.
Ventajas de la Kindle Fire HD
  • Almacenamiento: La Nexus 7 se oferta en versiones de 8 y 16 GB mientras que la Kindle Fire, por precios similares, ofrece 16 y 32 GB.
  • Sistema MiMo: Este nuevo sistema basado en dos antenas Wi-Fi proporciona a la Kindle Fire HD de velocidades de hasta 31 Mbps, mientras que la Nexus 7 se queda en 21. Este sistema dudo mucho que podamos aprovecharlo aquí en España teniendo en cuenta las conexiones tan pobres que tenemos.

En conclusión, si buscas potencia escoge la Nexus 7; si necesitas un mayor almacenamiento, opta por la Kindle Fire HD. Y si eres como yo, que necesitas un equilibrio entre ambos factores, escoge la Nexus 7 de 16 GB, que tiene un precio de 250€ pero satisfará al completo todas tus necesidades.

Software

Aquí encontramos muchas diferencias, a pesar de que ambas corran Android. La primera de todas es la versión de Android que incorpora cada una. La Nexus 7 viene con Android 4.1.1 Jelly Bean, que proporciona mejoras notables en rendimiento. La Kindle Fire HD incorpora Android 4.0 Ice Cream Sandwich. A esto hay que sumarle que la Nexus 7 recibe las actualizaciones directamente desde Google, por lo que todas las versiones que salgan, podrás disfrutarla en ella. Con la Kindle Fire HD nunca recibiremos actualizaciones de software, por lo que siempre estará estancada en Android 4.0.

Otra de las diferencias es la apariencia del sistema. En el caso de la Nexus 7 encontramos Android puro, tal y como lo hace Google mientras que en la Kindle Fire HD nos encontramos una versión muy modificada por parte de Amazon. Las diferencias son tales que la curva de aprendizaje entre una tablet y otra puede ser bastante elevada en función de la persona.

La Kindle Fire HD incorpora detalles como el control parental, el multiusuario (que estará en Android en breve) y Whispersync. Son detalles muy útiles que no encontramos en la Nexus 7, aunque no dudo que en breve Google los implemente con una actualización.

Sin embargo, la diferencia más destacable es la tienda de contenidos que tiene cada una. Google Play es la tienda que incorpora la Nexus 7, la cual nos ofrece una oferta de aplicaciones inigualables además de películas, música, libros e incluso revistas. La Kindle Fire HD no incorpora Google Play, sino que la sustituye por las tiendas de Amazon, que también nos ofrece aplicaciones, música, películas y libros. ¿Qué tienda es mejor? Google Play es mejor en cuanto a aplicaciones, pero Amazon es muy superior en libros. La oferta de música y películas es similar en ambas tiendas.

Y por último, un detalle que hay que destacar de la Nexus 7 es que esta viene con un cupón de 20 euros para gastarlos en Google Play, cosa que la Amazon Kindle Fire HD no incorpora.

¿Cual es mejor en cuanto a software?

Aquí creo que no hay ninguna duda. La Nexus 7 es muy superior en todos los casos. Salvo que seas un usuario compulsivo de Amazon y sus servicios, la Nexus 7 es la mejor tablet que puedes adquirir en términos de software. Soporte directo de Google, Android puro, Google Play… etc. Es verdad que la Kindle Fire incorpora detalles como el multiusuario que hemos citado anteriormente, pero teniendo en cuenta que esos detalles serán implementados en la Nexus 7 en un periodo de tiempo muy corto, no son suficientes para decantar la balanza.

Además, hay que sumar que la Kindle Fire HD viene capada en todos sus sentidos y que la comunidad de desarrolladores que tendrá detrás no se podrá comparar a la del Nexus 7, que crece a pasos agigantados.

Conclusiones

Ambas son unas tablets magníficas y probablemente adquiras la que adquieras estarás satisfecho. A la hora de elegir entre una y otra debemos basarnos en nuestra situación y en el uso que le vamos a dar a la tablet.

Adquiere la Nexus 7 si…

  • Si te gusta Android puro, tener la última versión de Android y la tienda de aplicaciones Google Play
  • Si con 16 GB de capacidad máxima tendrás suficiente
  • Si buscas una tablet muy potente
  • Si utilizas habitualmente servicios de Google
  • Si das valor a la tecnología NFC

Adquiere la Amazon Kindle Fire HD si..

  • Utilizas habitualmente servicios de Amazon
  • Quieres gran capacidad de almacenamiento sin superar los 250€
  • Te conformas con una tablet de potencia media

En mi caso, yo adquiriría la Google Nexus 7 de 16 GB dado que utilizo muchos servicios de Google, con 16 GB tengo suficiente (no así con 8GB), busco una tablet muy potente y me gusta la experiencia Android pura.

¿Y tú? ¿Qué tablet escoges? ¿Crees que merecen la pena?

Fuente

Nuevo iPhone. Keynote 12 de Septiembre


Wild Blood, análisis


Hace unos días Gameloft lanzó para IOS, llegará a finales de mes para Android, Wild Blood: un hack and slash con dos novedades importantes. Por un lado la apuesta por el motor Unreal Engine para mover todo el apartado gráfico y por otro la de hacer un título original que no beba tanto de la influencia de éxitos de consola.

Bajo esta consigna llega Wild Blood, una aventura canónica que nos invita a repartir espadazos y hachazos a todo tipo de criaturas. Disponible tanto para smartphones como tablets, en nuestro análisis hemos decidido usar el nuevo iPad para exprimir al máximo uno de los pilares de esta nueva aventura.

La historia nos sitúa en un universo de fantasía influenciado de forma muy clara por la lírica de El Rey Arturo y los caballeros de la mesa redonda. Merlin, Lancelot, Morgana…nombres de sobra conocidos por todo y que en este caso será los protagonistas de nuestra historia. Nuestro objetivo será parar a Morgana y devolver a paz al mundo.

Como veis no es una historia que derroche originalidad. Hila muy bien todo el desarrollo pero tampoco es un alarde de originalidad. Tampoco lo necesita a decir verdad. Podrían haber trabajado más este aspecto, sin duda, pero no vende ninguna premisa narrativa y cumple con lo que promete: mamporrazos y acción.

Dicho esto, pasemos al turrón. Wild Blood nos propone acción en tercera persona donde tendremos que ir eliminando a todos los enemigos que se nos pongan en nuestro camino. Para compensar la falta de controles físicos, que para estos juegos es algo fundamental, se ha adaptado la parte táctil para que la experiencia no sea frustrante.

Poniendo el dedo sobre la parte inferior izquierda moveremos a nuestro héroe. En la parte derecha tendremos, fijos, los diferentes botones y comandos que tengamos según nuestras habilidades y el arma que tengamos equipada, esta última la podremos cambiar en la esquina superior derecha.

Hasta aquí todo bien, los controles son cómodos y a la hora de atacar el juego encadena automáticamente enemigos para que no tengamos que pelear con los controles y no terminemos corriendo detrás de ellos más que intentando eliminarlos. Aunque cumple muy bien en este apartado también tiene alguna carencia.

Los giros de cámara, se pueden controlar moviendo el dedo por la parte superior de la pantalla, nos permitirán ver qué nos rodea. Sin embargo a veces son un poco traicioneros. Por ejemplo en algunos momentos donde manejamos un arma en primera persona apuntar y moverse es algo lento. Además, a la hora de combatir hay algunos enemigos bastantes frustrantes, que no difíciles.

A nuestra disposición tenemos tres armas. Empezamos con la espada y progresivamente iremos desbloqueando el arco y una pareja de hachas. Cada uno de ellas cuenta con una forma de uso diferente y algunos enemigos nos obligarán a enfundar y desenfundar según la estrategia que sigamos para eliminarlos. Ir siempre con la espada no es la mejor opción.

Según vamos eliminando enemigos conseguiremos dinero que podemos utilizar, desde un punto de vista de diseño no tiene mucho sentido, para subir nuestros atributos o comprar pociones. Cuando subamos las habilidades nuestro nivel como héroe también irá aumentando.

Aunque el juego es de pago, dentro del mismo hay la posibilidad de hacer micro transaccionesadicionales para hacer el desarrollo algo más fácil. No son obligatorias, ni siquiera necesarias ya que hay suficiente oro para acabar la aventura sin problemas. Sin embargo si queremos ese atajo habrá que pagar.

El desarrollo del modo de un jugador está bien estructurado: misiones independientes donde tendremos que ir de A a B pero con algunas pinceladas de exploración donde podremos rescatar aldeanos que nos darán más oro, o cofres con mecanismos que harán que pensemos un poco para abrirlos. Teniendo en cuenta el género que es, usa bien la exploración para que no sea monótono.

La curva de dificultad es quizá demasiada plana y aunque algunos enemigos nos pondrán en apuros no tendremos muchos problemas para acabar el juego. No esperéis un reto pero tampoco un paseo por el parque.

Además del modo individual, tenemos la opción de jugar online con más personas por internet o en local por WiFi. Los dos modos de juego aportan suficiente variedad para no aburrirnos a la primera de cambio: capturar la bandera y deathmatch por equipos.

La conectividad, a través de Internet, a veces no es la mejor y el lag hace que algunas partidas sean un poco frustrante. Sin embargo, dejando esto de lado, es una buena forma de completar la experiencia una vez nos hemos pasado el juego, ya que el nivel de algunos usuarios es bastante alto. Hablando de comunidad, de momento no hay muchas partidas disponibles.

Visualmente se nota el salto a un motor más potente como es Unreal Engine: los gráficos tienen unagran cantidad de detalles, aunque a veces se nota cuándo carga las texturas, y a nivel de animación el trabajo es sensacional. Queda patente, una vez más, que los dispositivos móviles pueden lograr poner el listón muy alto en este apartado.

A veces hay pequeñas ralentizaciones pero nada demasiado engorroso para estropear la partida. La banda sonora sabe poner en situación y aunque no tiene esa ligera chispa épica que se le presupone a este tipo de aventuras cumple bastante bien, al igual que los efectos de sonido.

Gameloft ha logrado crear una aventura divertida y de paso despegarse un poco de las etiquetas que tiene encima. Wild Blood cumple con lo que se propone y aunque tiene pequeños fallos se puede disfrutar de él sin caer en la frustración que provocan los juegos mal diseñados.

Quizá su precio echa para atrás, no porque sea mucho sino porque los famosos 0,79 céntimos se han impuesto como una barrera psicológica a la hora de adquirir algo. Nos lo pensamos más y lo cierto es que se echa en falta una demo gratuita para comprobarlo por nuestra cuenta pero sus poco más de cinco euros están más que justificados.

Fuente