Páginas vistas en total

martes, 26 de julio de 2011

Horace Luke, CIO de HTC, abandona por "motivos personales"




Un nuevo caso de abandono se confirma hoy en los pasillos. En este caso la afectada es HTC y su protagonista Horace Luke, chief innovation officer de la compañía, quién ha decidido poner fin a su aventura con la gigante taiwanesa -realmente finalizó con sus funciones a finales de abril pero no ha sido anunciado formalmente hasta ahora-. A pesar de que las razones concretas no han trascendido -tiempo al tiempo-, la casa ha apuntado que se marcha por "motivos personales", después de estar trabajando para ellos desde 2006 (y tras haber pegado el salto desde Microsoft, por cierto). Ahora su puesto lo ocupará, Scott Croyle, vicepresidente de diseño de HTC, mientras que la próxima parada de Horace es, al menos de momento, todo un misterio. Que vaya bien, Luke.



Fuente: Engadget

Septiembre se prepara para el desembarco de "ultrabooks"





Con la renovación de los Macbook Air de Apple, que ya son los modelos de portátiles de entrada de la compañía y le han dado tan buen resultado que han eliminado su “blanquito”, toca mover ficha a los fabricantes de equipos con Windows para poder poner en el mercado equipos de los llamados ultrabooks, nombre que se apresuró a colocar a los retoños Intel, uno de los grandes beneficiados de este boom por los portátiles ultraligeros.

La primera hornada de ultrabooks (más o menos), compuesta por los que bautizamos como club de los portátiles superdelgados, se ampliará en septiembre con modelos que las principales compañías empezarán en breve a fabricar en masa, con el objetivo de repetir el éxito de los netbooks, recuperarse en ventas y plantar en cierta manera cara al desafío de los tablets.


Así, Dell, Acer, Lenovo o HP (que ya adelantó sus intenciones de ponerse manos a la obra con sus primeros ultrabooks hace poco) se quieren unir pronto a Asus y su UX21, y tener en el mercado nuevos portátiles delgados y ligeros con los que seducir a los consumidores que buscan un MacBook Air por algo más que el sistema operativo de Apple.

La clave del éxito estará en si logran equipos de reducido grosor y peso, pero ante todo, que se muevan en el margen de los psicológicos 1.000 o menos euros.


Fuente: Xataka